Los 10 mejores monumentos históricos de España

España es el paraíso de la arquitectura, literalmente. Pocos países del mundo reúnen de manera tan compacta tantos estilos arquitectónicos y edificios tan sobrecogedoramente bellos como lo hace España. Pasear por cualquiera de sus ciudades es como emprender un viaje por el tiempo a través de sus calles adoquinadas, monumentos históricos y piezas arquitectónicas únicas. Este país es la meca de la construcción con estilo. De hecho, algunos de los monumentos de la lista fueron pioneros en su época. Antes de su construcción, se pensaba imposible su existencia. ¡Descúbrelos con este ranquin!

1. Alhambra de Granada, Andalucía

Los escritores árabes solían comparar a Granada como una gran Corona en cuya frente sobresale la diadema de la Alhambra. Aunque de un estilo eminentemente nazarí, este monumento es una superposición de diferentes épocas y estilos arquitectónicos. Fue originalmente construida en el año 889, en plena Edad Media,  y luego ampliamente ignorado hasta la conquista morisca. Los musulmanes sacaron a este palacio de la ruina y lo convirtieron en una auténtica joya arquitectónica. Con una clara influencia bizantina, los artistas que forjaron este pedazo de monumento desarrollaron un nuevo estilo que se plasma en los capiteles, arcos y detalles decorativos de los techos. Cuando los cristianos tomaron el control de Granada empezaron a alterar partes del castillo para hacer hueco al renacimiento quitando detalles y decoraciones arabescas. Todavía hoy, una visita a la Alhambra es una experiencia inolvidable en la que la belleza te embriaga.

Granada la Alhambra

 

2. Mezquita de Córdoba, Andalucía

Y de una obra hispanomusulmana a otra. De hecho, se dice que la construcción de la Alhambra de Granada está inspirada en los magníficos detalles de la mezquita de Córdoba. Este edificio religioso de estilo omeya empezó a construirse en el año 785, tras la invasión musulmana. La obra fue creciendo durante todo el tiempo que duró la conquista islámica. Pero una vez que los cristianos retomaron el control de la ciudad, empezaron las modificaciones y los añadidos. Allá por el 1500 una basílica de estilo renacentista se incorporó a la mezquita. La catedral cristiana y la mezquita musulmana se convirtieron en un solo edificio, el que son hoy. Sin divisiones ni físicas ni espirituales, dos mundos opuestos en muchos sentidos conviven en perfecta armonía complementándose estilísticamente. La historia de las civilizaciones resumida en uno de los monumentos más bonitos de España.

Interior de la Mezquita Catedral de Córdoba

 

3. Acueducto de Segovia, Castilla y León

La Sagrada Familia es la obra inacabada del arquitecto estrella del modernismo, Antoni Gaudí. Bueno es mucho más que eso. Es el monumento que congrega más turistas al año en Barcelona. Este templo colosal es uno de vuestros favoritos por muchos motivos. Pero una de ellas es la magnífica fachada del Nacimiento, ricamente ornamentada. O su interior, que se asemeja a un bosque de columnas blancas que se tiñen de colores gracias al reflejo del sol sobre los grandes ventanales de vitrales. Si te acercas por allí verás cómo están trabajando en la construcción de la primera sacristía y las torres centrales. Y cuando acaben con ello, aun quedará por levantar la fachada principal, también conocida como el Portal de la Gloria.

Interior de la Sagrada Familia en Barcelona © motimeiri / Thinkstock

© motimeiri / Thinkstock

 

5. Catedral de Burgos, Castilla y León

Es difícil hablar de la Catedral de Burgos sin prestar una atención especial a su fachada principal inspirada en las de las catedrales de París y Reims y que está considerada como la más importante manifestación escultórica del gótico en Castilla. Aunque impresionante, te recomendamos que te tomes tu tiempo y disfrutes de todos los tesoros que se ocultan en su interior. Destacan la Capilla del Condestable, de estilo gótico isabelino; así como la maravillosa escalera dorada y la tumba del Cid y doña Jimena. Vamos, uno de los monumentos de España que deberías ver ya… si no lo has hecho todavía.

Catedral de Burgos

 

6. Catedral de Toledo, Castilla-La Mancha

La Catedral de Toledo es la obra maestra del arte Gótico en España. Pero no siempre fue así. Cuentan que en el lugar donde hoy se levanta majestuoso este templo católico antes estaba la que fuera la mezquita de Toledo, y en ella es posible ver algunos de sus vestigios. Cuando vayas, fíjate en la columna islámica empotrada dentro de la capilla de Santa Lucía, los fustes marmóreos que guarnecen el exterior del coro o los arcos entrecruzados de estilo califal en triforio de la Capilla de Mayo. Seguro que sales enamorado de este trozo de historia tan increíble.

Interior de la Catedral de Toledo

7. Muralla de Ávila, Castilla y León

Por lo visto, os gustan las piedras y la historia. O al menos eso es lo que se puede deducir del hecho de que la Muralla de Ávila sea uno de vuestros monumentos favoritos de España. Este enorme pedazo de historia viva es el recinto amurallado más bien conservado del mundo. La muralla de Ávila fue construida entre los siglos XI y XIV para prevenir ataques musulmanes a la ciudad y todavía hoy sigue en pie, testigo mudo de batallas y conflictos. Si te apetece conocerla bien te recomendamos que te des un paseo por el exterior, a ser posible de noche, para verla iluminada. Son sólo 3 kilómetros y te regalarás la vista.

Muralla de Ávila Castilla y León

 

8. Teatro Romano de Mérida, Extremadura

El Teatro Romano de Mérida es el monumento más antiguo de esta lista de los mejores monumentos de España. Su construcción se remonta al año 15 o 16 aC, para el entretenimiento de la alta sociedad que vivía en la Colonia Iulia Augusta Emerita. Con la caída del Imperio, el teatro cayó en desuso y fue sepultado bajo tierra hasta que una excavación arqueológica en 1910 lo rescató del olvido. Ironías del destino, hoy este edificio romano sigue usándose con el mismo propósito para el que se levantó hace más de 2.000 años. Cada verano alberga el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y es el mejor telón de fondo para ver a las Troyanas contando sus desgracias o ser testigo de las miserias de Edipo.

Teatro romano de mérida por la noche Extremadura © Turismo de Extremadura

© Turismo de Extremadura

 

9. Catedral de Santiago de Compostela, Galicia

Cuando llegues a la Catedral de Santiago asegúrate de rodearla bien hasta llegar a la fachada principal: la del Obradoiro. Asciende las escaleras. Una vez dentro, te recibirá una obra del románico magnífica que representa la Historia de la Salvación. La vista te llevará al Altar Mayor. Sube por el lado derecho y dale un abrazo a la imagen del Apóstol que preside el templo siguiendo la tradición centenaria de los peregrinos. Debajo está la cripta, la verdadera meta del Camino: los muros de la antigua tumba y, en medio, la urna que contiene los restos del Apóstol Santiago. Sal de la Catedral por la puerta Sur, la Puerta de las Platerías. Fíjate en la fachada. En el parteluz, entre los arcos de las dos puertas, hay un Crismón, símbolo de Cristo. Pero las letras están al revés: la Alfa se ha vuelto Omega, y viceversa. El fin se hace principio. La meta del Camino es ahora el comienzo de otro camino, de la nueva vida que empiezas. Una catedral llena de simbolismos y mensajes. No te la pierdas.

Catedral de Santiago de Compostela Galicia

 

 

 

10. Alcázar de Sevilla, Andalucía

El Alcázar de Sevilla destila sensualidad, encanto y exotismo. Como sucede con la Alhambra de Granada, este palacio amurallado es un caleidoscopio de estilos. Entre el patio de las Doncellas, el Salón de Embajadores, los baños, el Jardín de los Poetas o la Sala de los Tapices se pueden ver representados básicamente casi todos los estilos arquitectónicos de la historia (gótico, mudéjar, islámico, renacimiento, barroco…). Esto no es de extrañar teniendo en cuenta que el  Alcázar ha sido testigo de ataques vikingos, guerras civiles y hasta nacimientos de reyes. Con cada etapa de la historia de España, el palacio se expandía e iba tomando forma hasta llegar a nuestros días. No te pierdas las visitas teatralizadas que escenifican la historia del lugar con mucho más estilo y simpatía que cualquier boletín o panfleto informativo. Además las organizan cuando ha caído ya el sol y, eso, en Sevilla siempre es de agradecer. Nota friki: solo deciros que les sirvió a los de Juego de Tronos para ubicar el palacio de uno de sus reinos más exóticos, el de Dorne.

Real Alcázar de Sevilla © Sean Pavone / Thinkstock
Compartir
Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>